Efectos Secundarios

Desde que mi bebé Aura murió, hemos escuchado miles de frases de esas que la gente dice para “tranquilizarte” y/o porque no saben qué más decir. Sabemos que la mayoría de la gente lo hace con la mejor intención y hemos aprendido a entenderlo.

Nos dicen frases como “por lo menos no sufrió”, “todo pasa por algo”, “fue la Voluntad de Dios”, “quizás venía enferma”, “Dios sabe por qué permite que pasen las cosas”, etcétera, etcétera. Ninguna de estas frases ayuda, ninguna. Para nosotros no existe el “por lo menos” o el “quizás” o el “todo pasa por algo”, porque no creo que la muerte de mi bebé fue “por algo”; el por lo menos, no nos da ningún tipo de consuelo porque daríamos lo que fuera por tener a nuestra bebé en nuestros brazos ahora mismo.

Sin embargo, hay algo de cierto en una de las tantas frases que hemos escuchado: “después de esta dura prueba, vienen grandes bendiciones para ustedes”. Esta frase sí es cierta; y aunque preferiría no tener estas bendiciones y tener a mi hija conmigo, no puedo negar que sí hemos recibido bendiciones o lo que yo he querido llamar “efectos secundarios”.

De los efectos secundarios que he podido experimentar como consecuencia de la muerte de Aura, es darme cuenta de que en el mundo no todo es malo, como lo pintan los medios de comunicación y las redes sociales. Nosotros somos testigos vivos del alto nivel de solidaridad y empatía que existe en el mundo. El apoyo y amor que hemos recibido de tantas personas es fiel muestra de esto. Desde que murió Aura, y todavía casi cinco meses después, hemos recibido tanto amor de parte de tanta gente. Personas que no son ni tan cercanas a nosotros, todavía nos mandan un chat diciéndonos que están pensando en nosotros y en Aura. Mis amigas se han portado a la altura; siempre pendientes a pesar de que no les contesto el teléfono, ni los chats, ni les devuelvo las llamadas. (Por favor sigan teniéndome paciencia, este camino no es fácil y para mi es importante saber que sigo contando con ustedes). Hemos creado amistades nuevas y una nueva apreciación por personas que quizás veíamos tan solo como conocidas, pero que en estos meses se han convertido en amistades especiales.

Otro efecto secundario es mi relación de pareja con Jose. Nuestro matrimonio se ha fortalecido y solidificado a un nivel que no sabía que existía. Estamos totalmente compenetrados y comprometidos en nuestra relación. Si es posible, me atrevo a decir que lo quiero más que antes y más de lo que nunca imaginé. Jose ha sido mi roca y mi fuerza durante estos meses y creo que, como consecuencia de que Aura no está, hemos podido ver muchas cosas a las que nuestros ojos estaban ciegos antes y ahora podemos apreciarnos más mutuamente, cuidarnos más y querernos más.

No dar nada por sentado o como se dice en inglés “not take things for granted”. Otra bendición o efecto secundario, es que ya no tomo nada como garantizado. No sé si mañana voy a estar aquí, y esto, al contrario de ser una manera fatalista de ver la vida, es una manera realista y que hace que viva cada día con mayor presencia e intensidad. La muerte es lo único seguro en este mundo y a nadie le gusta pensar en eso y mucho menos hablarlo, pero es real. Hoy estamos aquí, mañana no sabemos. La gente no muere solo de viejos o de enfermedades terminales. La muerte llega para todos, y esta realización hace que mis días transcurran de manera diferente, tratando siempre de poner pausas a lo largo del día para respirar y estar.

Poca aceptación al drama y cambio drástico en mis prioridades. Otra bendicion. Pasar por un drama real como es el haber perdido a mi bebé, me hizo aterrizar a la realidad y entender que hay mucho drama innecesario en la vida y decidir que ese tipo de drama, no lo quiero en la mía. Mis prioridades cambiaron también. Estoy más clara de lo que sí quiero en mi vida y de lo que realmente es importante por encima de todo.

Otro efecto secundario ha sido el cambio de mi relación con mi primera hija Paz. Ahora es distinta. Haber perdido a su hermanita, ha hecho, de una u otra forma, que aprecie muchísimo más a mi Paz. Trato de pasar más tiempo con ella, trato de vivir y disfrutar sus cuentos y ocurrencias. De entenderla aún cuando creo que esta equivocada y ahogándose en un vaso de agua. No me quiero perder de nada y doy gracias a Dios porque me la ha regalado por casi 9 años ya. He ganado paciencia para con ella y para con el mundo en general. Siempre lo supe, pero ahora realizo más que ella y su salud, son una bendición demasiado grande y que tengo que aprovechar todo el tiempo posible que tenga con ella porque es mi mayor regalo.
Otra bendición es mi relación conmigo misma. Mi conversación interna era, en su mayor parte, negativa. Sin darme cuenta me hablaba mal a mí misma. Me criticaba y era muy dura conmigo.  Ahora he aprendido a cuidarme y quererme más. A tenerme paciencia y a consentirme de vez en cuando porque la verdad, lo necesito. Al cambiar la dinámica de mis pensamientos y de mi conversación interna, también ha cambiado la manera como me relaciono con el mundo a mi alrededor. Soy más tolerante, hago un esfuerzo consciente por no juzgar a nadie, trato siempre de ponerme en los zapatos del otro, amo más, y perdono más también.

No es fácil reconocer estas bendiciones o efectos secundarios, porque como dije antes, preferiría tener a Aura en mis brazos y no tener estas bendiciones. Pero es lo que hay, y prefiero hacer el esfuerzo de ver las cosas buenas y no enfocarme solo en los efectos secundarios negativos (que también los hay y muchos), y tratar de vivir mi vida de la mejor manera posible y enfocándome siempre en lo positivo. Este es otro efecto secundario y quizás, el que más me gusta de todos y el que ha marcado la mayor diferencia en mi vida.

Un día a la vez, hasta que nos volvamos a encontrar mi chiquitita.

2 comentarios sobre “Efectos Secundarios

  1. Leer cada uno de los testimonios que has plasmado por esta vía, me re confirman que DIOS SI EXISTE y tiene infinita misericordia para regalarnos!!! Te quiero mucho y te agradezco por tan lindas vivencias…

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s