Con el alma rota

To thrive and be joyful”   De poder, puedo. En mi exterior casi todo confirma esta frase. Trabajo, funciono, socializo, continúo con mis labores de madre y esposa normales y cumplo con lo que las normas sociales esperan de mi. Sin embargo, por dentro, llevo una tormenta. Una pelea contínua entre mi alma y mi cuerpo.
Mi alma que se quiere mantener sola y triste; y mi cuerpo que trata de volver a encajar y pertenecer a la sociedad, a la vida.

Hay días en que puedo más que otros y acompaño a mi cuerpo, o mi parte exterior, a participar del mundo, de la vida. Hay otros, como los últimos días, en que tan solo respirar requiere de mi mayor esfuerzo y LO UNICO que quiero es encerrarme y no estar…

Han pasado 9 meses ya. Oficialmente, llevamos mas tiempo sin ti, que el que estuviste con nosotros y yo no puedo más que pensar POR QUE?! Sí, a estas alturas todavía me pregunto por qué? Y es que no entiendo!!!  Es tanta la falta que me haces, es tan distinta la vida que ahora me toca vivir. No hay un segundo, una ocasión, un suceso, un momento, que no me lleve a ti, a recordarte.

Mi mente está llena de escenas que no viviremos contigo y eso me parte el alma en tantos pedacitos. Me duele tu ausencia, me duele todo lo que Paz se está perdiendo al no poder ser tu hermana mayor y poder vivir y compartir esas confidencias que solo los hermanos comparten. Me duele tu papá cuando lo veo jugando con otros niños, porque es que tiene miel para los niños; y no entiendo como es posible que tanto tu, como él, se estén perdiendo de tanto. Y yo…. yo me pierdo de ver a mi familia completa. La oportunidad de hacerlo mejor contigo y perfeccionarme con Paz, juntas. La oportunidad de un futuro contigo, con mi bebita tan esperada y tan amada…
Los últimos dos días han sido duros, pesados y tristes. Hoy cumples 9 meses y deberíamos estar en la casa, todos juntos, celebrando tu cumplemes. Pero por el contrario, estoy con lágrimas en los ojos mirando al cielo y suplicándole a Dios que tenga compasión de mi y que me ayude a seguir adelante porque hay días en que no puedo y no quiero…

Te extraño tanto. Tengo el alma rota…
Tu mamá

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s